es | en




The NY Art Book Fair 2013. La celebración del printed matter

Del 20 al 22 de septiembre se celebró en el MoMA PS1 de Nueva York la 8ª edición de la NY Art Book Fair. Esta feria, considerada la más importante dentro del amplio —y creciente— panorama internacional de ferias dedicadas a las publicaciones de artista, fue iniciada en el 2006 por Printed Matter Inc., la mítica librería de Nueva York que abrió sus puertas en 1978 de mano de un colectivo de artistas que reunía a AA Bronson, miembro de General Idea, y Max Schumann, entre otros. General Idea fue un colectivo canadiense formado por Feliz Partz, Jorge Zontal y AA Bronson en activo entre 1967 y 1994, el cual destacó por su capacidad subversiva a la hora de absorber los resquicios de la cultura popular y los mass media y transformarlos en objetos artísticos en forma de pósteres, panfletos, chapas o publicaciones. No es de extrañar que a partir de este movimiento, y con referencias anteriores como eran Boekie Woekie o Other Books and so en Ámsterdam, las dos fundadas también por artistas —Jan Voss y Ulises Carrión, respectivamente— surgiera la necesidad de generar un espacio en Nueva York dedicado en exclusiva a los libros de artista. Este es, Printed Matter Inc. , situada en la 10th Avenue de Manhattan.


Durante los 3 días que duró la NYABF, las tres plantas del PS1 y un dome instalado en el patio de este centro de arte fueron ocupados por más de 300 expositores procedentes de 29 países, que presentaron proyectos muy diversos pero con un denominador común: la fascinación por la publicación y por el arte en soporte impreso. Libros de artista, revistas, fanzines, foto-libros, vinilos, pósteres o catálogos son solo algunos de los soportes que pudieron encontrar los más de 30.000 visitantes que acudieron a la feria.


Es un ejercicio difícil el de detectar tendencias en la producción actual de publicaciones de artista. Al fin y al cabo, estas son producto de un trabajo personal de artistas que no trabajan solo con el libro, sino con distintos medios, y la posible colaboración de estos con otros artistas, diseñadores o editores, dando como resultado la suma de aportaciones individuales que difícilmente pueden generar formas estandarizadas. Aceptando de antemano el riesgo de simplificar la multiplicidad de formas y estilos que pudiera encontrarse en la presente edición de la NYABF, sí me atrevo a destacar la presencia de una recurrente mirada a la práctica artística de los años sesenta y setenta, tanto a nivel de contenidos como de estética formal. En el primer caso a través de la cita, la apropiación, el remake o la reproducción literal de material producido en aquella época, y que encontramos en publicaciones como Art Therapy For Conceptual Artists —texto de 1973 del artista Neke Carson publicado recientemente por Rollo Press—, o en Dan Graham. Drawings 1965-1969, un catálogo de los noventa publicado ahora en edición facsímil por Publication Studio Vancouver. En cuanto a la estética, el blanco y negro, el documento, el archivo, el periódico, la fotocopia y sus trazos de tinta nos acercan también al lenguaje utilizado por muchos artistas de los sesenta. Lange Liste 79-97 de Christian Lange y publicado por Spector Books, o Printing At Home, de Xavier Antin y publicado por Ditto Press son algunos ejemplos. Aunque esta “tendencia” se hace especialmente evidente con el incesante número de remakes que se han hecho del libro Various Small Fires (1964) del artista Ed Ruscha —publicado dos años después de Twenty-six Gasoline Stations— y considerado frecuentemente como el primer libro de artista de la historia del arte contemporáneo. En la feria nos encontramos con un Various Small Flyers, un Various Small Dicks, o un Various Small Fries.


Entre los expositores había artistas, editoriales independientes, galerías, librerías, distribuidoras, instituciones e universidades que complementaron su participación con presentaciones y firmas de libros en el marco del programa ‘The Classroom’ comisariado por David Senior, responsable de la biblioteca del MoMA. Destacamos la videoconferencia del diseñador Richard Hollis que presentó Stuart Bailey.


Aunque la mayor parte de las propuestas eran de producción actual, librerías como 20th Century Art Archive o 6 Decades Books ofrecieron también auténticas joyas descatalogadas de los años sesenta y setenta de artistas como Richard Prince, Joseph Kosuth, o Dick Higgins y su proyecto editorial Something Else Press. Me emocionó especialmente encontrar el libro Some Disordered Interior Geometries de Francesca Woodman (1981) que la editorial Synapse Press de Philadephia decidió no distribuir en su momento a causa del suicido de la artista. Un libro en el que las fotografías de Woodman dialogan con diagramas y teoremas. O la revista Assembling (1970-192) de Richard Kostelanetz, dentro de la extensísima producción de publicaciones de este artista estadounidense.


La feria contó también con varias exposiciones como la que dedicó el colectivo Boo-Hooray de Nueva York al artista Ray Johnson, o la de libros de Bruno Munari por parte de la italiana Edizione Corraini. Como en las ediciones anteriores, se ofreció también un interesante programa de conferencias, entre ellas la de Clive Phillipot en conversación con Christophe Cherix, o la de Gabe Fowler, Andrei Molotiu y David Sandlin sobre el lenguaje del cómic en el libro de artista.


Por prima vez en la historia de esta feria el programa incluyó también dos proyectos españoles. Por una parte los organizadores de Libros Mutantes presentaron su proyecto y una selección de publicaciones que Max Schumann hizo en la última edición de esta feria que se celebra anualmente en Madrid, y que pone el foco en la edición independiente en el contexto artístico, con especial interés en el universo del fanzine. Por la otra, el proyecto múltiplos de Barcelona participó en la feria con su catálogo de distribución de publicaciones de artista producidas en España. Entre las aportaciones del primero y las del segundo, la feria contó con la presencia de publicaciones de proyectos como Biel Books, creado por el artista Gabriel Pericas, Save As…Publications de FerranElOtro e Irene Minovas, Tde papeles de Enrique Doza y Ariadna Serrahima, Crani trabajo de Jordi Mitjà y Jesus Novillo, Bside Books, COOP dirigido por Peio Aguirre, Consonni, o auto-publicaciones de artistas como las de Ángela Palacios, Laia Estruch, Manuel Saiz o Dani Montlleó, entre otros.


La NY Art Book Fair es sin duda un auténtico paraíso para los amantes de las publicaciones en el contexto del arte que, abrumados por la cantidad, y calidad, del contenido de esta feria, disfrutaron de tres intensos días entre libros, arte, y un flujo constante de buena sintonía. La evidencia de que las publicaciones de artista son un territorio con infinitas posibilidades de trabajo, de colaboración y de mercado, y que intuyen un futuro emocionante.

En Línea

Daniel Steegmann Mangrané nace en Barcelona en 1977, y desde 2004 vive y trabaja en Brasil, lo que ha influenciado significativamente su práctica. Sus proyectos despliegan fascinantes y sutiles (...)
Bonaventure Soh Bejeng Ndikung es un ausstellungsmacher, palabra cuya traducción al castellano nos lleva al borgiano hacedor de exposiciones. Su formación es en biotecnología. Junto a Solvej Helweg (...)
El medio de Laida Lertxundi es el filme. No tanto el cine, el cual se subordina en mayor o menor medida a una industria; tampoco el audiovisual, el cual depende de una infraestructura técnica que (...)
El 9 de abril de 2017, la Fundación Cerezales Antonino y Cinia inaugura sus nuevas instalaciones con la exposición de Hamish Fulton Walking On and Off the Path, una muestra de obras inéditas (...)
Berkeley, California, otoño de 2011. Al pie de página de una historia del arte de los sesenta en la ciudad de Nueva York encontré una referencia a una novela escrita por Lucy R. Lippard. Así fue (...)